cirugía plástica

Resulta una mentira extendida que cada vez más familias regalen operaciones de cirugía plástica en cumpleaños, puestas de largo, mayorías de edad o en Navidad. Falso. No obstante, estas informaciones se han filtrado en las redes sociales de la mano de empresas sin escrúpulos que intentan influir en la población más vulnerable a estas modas, los millenians.

En este sector joven el culto exhibicionista que impulsa la comunicación online está influido principalmente por las selfies y cada vez resulta más habitual que las y los pacientes acudan a un centro estético con una imagen corregida con filtros hasta conseguir la imagen de sí mismos que quisieran alcanzar. Pero de estas pretensiones a que sus aitas o amas paguen a sus hijas unos nuevos pechos como regalo del Olentzero hay un abismo.

Los cirujanos plásticos de Grupo Muguerza-Franco de Medicina y Cirugía Estética en la Clínica Euskalduna, nos recuerdan que “trabajamos con criterios éticos y con todo el rigor médico en cuanto a la protección de la salud de nuestros pacientes, especialmente adolescentes. La cirugía es algo muy serio y nunca debe considerarse un mero regalo”.

“Es más común,  que sean los hijos o familiares cercanos quienes regalen a su madre un bono para un peeling o un tratamiento médico estético no invasivo. Pero, claro, eso también depende de la promoción, la economía y el deseo reiterado de esa persona de realizarse ese tratamiento”.

“La mayoría de nuestros pacientes acuden a consultar y tras valorar se deciden a operarse y lo hacen por un tema estético o de mejora”

Equipo de Cirugía Plastica del Grupo Muguerza-Franco

Medicina versus consumo

Afortunadamente, parece que la moda de los pechos XXL y los labios tipo Yola Berrocal ya no es tendencia y que los adolescentes y sus familias se dejan aconsejar por lo médicos y cirujanos.

“La Cirugía Plástica no es un artículo de consumo. Esto es Medicina, por eso lo más importante es el cirujano, su formación y experiencia, no su empresa ni su publicidad declara el doctor Izquierdo. Jamás recomendaríamos a una joven unas prótesis mamarias no coherentes con su constitución por mucho que el procedimiento se realice con toda la seguridad del mundo. La publicidad engañosa puede ser un gran inconveniente, pero cuando se trata de nuestro cuerpo o nuestra cara, puede ser dramática.”

Sin embargo, las cifras hablan por sí solas. Según datos de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), en España, se hacen al año casi 400.000 operaciones de cirugía estética, un 83,4% de mujeres y un 16,6% de hombres (cuatro puntos más que en temporadas anteriores) y en los últimos ocho años el uso del bótox ha aumentado en un 87% entre los millennials, y las cirugías estéticas en un 43%. “Afortunadamente la mayoría de nuestros pacientes, consultan lo valoran y se operan Su verdadera motivación va más allá que la estética ya que desean corregir un problema físico que les acompleja”, concluye el equipo de Cirugía Plastica del Grupo Muguerza-Franco de Medicina y Cirugía Estética en la Clínica Euskalduna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *