micropigmentación cejas y labios

La micropigmentación y el microblading son técnicas cada vez más demandadas gracias a sus múltiples beneficios

La falta parcial o total de cejas es uno de los principales motivos por los que cada día más mujeres y hombres recurren a tratamientos de micropigmentación y microblading.  Pero no es el único, ya que en estos últimos años, las cejas pobladas y marcadas han adquirido mucho protagonismo convirtiendo a estas técnicas en tendencia dentro de la medicina estética.

Los distintos elementos de nuestro rostro nos otorgan una diferenciación con el resto de personas y cuando nos falta uno de ellos, como es el caso de las cejas, sentimos nuestra cara desnuda, carente de expresión

Por ello, someterse a un tratamiento para conseguir unas cejas con la forma, posición y el grosor deseados es tan frecuente en la actualidad.

¿Micropigmmentacion o Microblading?

Generalmente la micropigmentación suele confundirse con el microblading, debido a que ambos resultados son muy parecidos y efectivos, pero existen diferencias en la técnica, duración y resultado.

Mientras que la micropigmentación consiste en un maquillaje permanente y se aplica principalmente para aumentar la definición de las cejas,  el microblading consigue un resultado más realista del vello, perfecto para los casos de carencia de cejas, no obstante,  su duración es inferior requiriendo retoques con mayor regularidad.

Para llevar a cabo ambos tratamientos se realizan punciones con un movimiento de percusión sobre la zona deseada de manera que se introduzcan bien los pigmentos y que el trazo quede lo más natural posible. Para ello, en Muguerza- Franco utilizamos un dermógrafo con punta de hoja.

El color de los pigmentos se elegirán teniendo en cuenta el color del pelo, pestañas, tono de piel, densidad de las cejas etc., todo con el objetivo de conseguir un resultado armónico.

También te puede interesar:  Cómo combatir las estrías y cicatrices

Beneficios estéticos y psicológicos

Las cejas ocupan un lugar muy importante en el rostro es por eso que una mínima modificación en ellas puede generar mucha inseguridad y sufrimiento en las personas, llegando incluso causar problemas psicológicos graves en algunos casos.

Frente a esto, la micropigmentación y el microblanding son técnicas muy útiles cuando queremos corregir una asimetría, tapar alguna cicatriz, rellenar algunas zonas sin pelo – ya sea porque las cejas son muy finas, cortas o despobladas – o incluso para reparar anteriores trabajos mal realizados.

Ambos métodos también sirven para oscurecer aquellas cejas de color demasiado claro . Asimismo, modificando su forma y altura podemos incluso conseguir un efecto lifting elevando y dando expresión a los ojos y  al tratarse de unas técnicas permanente y semi-permanente: las cejas estarán bien las 24 horas, sin necesidad de retoques.

Por tanto, este método estético puede ser una buena alternativa para mejorar no solo el aspecto físico sino también el emocional de las personas.

Antes de efectuar cualquiera de los dos tratamientos, en Muguerza- Franco asesoramos a cada paciente de manera que consiga un diseño de acuerdo a sus necesidades y preferencias.

Para resolver cualquier duda o concertar una cita, puedes contactarnos llamando al 94 410 62 86 o bien contactarnos a través de nuestro formulario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *