Las horas de exposición social son culpables del envejecimiento de la piel

Según informa la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), las intervenciones estéticas experimentan un incremento del 40% una vez concluido el período estival, destacando aquellas asociadas a tratamiento faciales. Uno de los principales motivos de este repunte se debe tanto al factor psicológico post-vacacional que hace que estemos con un estado de animo más bajo, como a una mayor visibilidad de las arrugas en cuanto desaparece el moreno. 

Y es que el moreno hace lucir nuestra piel de forma más juvenil, pero todas esas prolongadas horas al sol tienen consecuencias, lo que ha llevado a que los procedimientos de rejuvenecimiento y tensado cutáneo sean altamente solicitados. Entre los solicitantes, destacan aquellos que superan los 45 años de edad, siendo el 83% mujeres, indican los informes de la SECPRE.

Los efectos del sol en la piel

Con el tiempo el daño ultravioleta acelerar el proceso de envejecimiento de la piel, causando la degradación del colágeno y la elastina, proteínas que proporcionan elasticidad y firmeza a la piel. Como resultado, la dermis se hace más propensa a las arrugas, las líneas finas y la pérdida de elasticidad.

Por ello, a medida que nos adentramos en el otoño y con la disminución de las actividades de ocio que facilita una recuperación más “discreta” se presenta la ocasión perfecta para llevar a cabo algún tratamiento estético. Al tiempo, podemos despreocuparnos de los efectos negativos de los rayos UVA en nuestros tratamientos y evitar la incomodidad del calor durante los periodos de recuperación.  

También te puede interesar:  Cuida tu piel esta primavera: Prepárala con un peeling facial y rehidrátala

Los tratamientos más demandados

Así que para prolongar los beneficios rejuvenecedores que el verano trae consigo, sin que nuestra piel se vea afectada, el uso del ácido hialurónico se vuelve en uno de los procedimientos más demandados. Este tratamiento, al igual que la aplicación de la toxina botulínica tienen un efecto instantáneo y sus efectos permanecen entre un año y seis meses, respectivamente.

Por otro lado, el lifting también es un tipo de intervención adecuado y que se aprovecha en esta época post veraniega, junto a otras acciones como son la reducción de lóbulos de las orejas, la caída de la nariz o el mentón.  Sin embargo, cabe señalar que es mejor optar por pequeños retoques, puesto que el objetivo es conseguir un resultado lo más natural posible y que, sobre todo, se adecúe a las características físicas de cada persona.

Si estás considerando someterte a un procedimiento estético en la Unidad de Cirugía y Medicina Estética Muguerza-Franco de la Clínica Euskaldun, estamos seguros de tener el tratamiento o la intervención que mejor se adapta a tus necesitades.

Contacta con nuestro equipo de especialistas que te asesorarán sin compromiso. No dudes en llamar al 638 852 942 o escribir a muguerzafranco@muguerza-franco.com para solicitar una cita.