filtro instagram mujer

Instagram y sus posados y, especialmente, el uso de filtros en los selfies y las fotos que las y los Influencers difunden internacionalmente entre los jóvenes, está creando una auténtica fiebre por la perfección y una avalancha de visitas a las clínicas de cirugía estética. En nuestro país la edad media de entrada a una consulta a descendido a los 26 años cuando hace menos de 5 se situaba en 34.

No es malo prevenir, ni buscar tratamientos no invasivos, pero para evitar obsesiones entre los y las más jóvenes 16 a 24 años, hay países que han tomado ya medidas como es el caso de Noruega.

Una ley del país escandinavo obligará a señalar si las fotografías que se suban a las redes sociales han sido retocadas, buscando evitar que se propaguen falsos estereotipos sobre la belleza real

Noruega se ha fijado como objetivo que los jóvenes no sufran los estragos de los inalcanzables estándares de belleza. Las influencers deberán etiquetar las fotos que suban a las redes sociales si han sido retocadas o si han usado algún filtro.

Según recoge el diario The Indepedent, el Ministerio de Asuntos de la Infancia y la Familia ha regulado el uso de las fotografías retocadas para intentar luchar contra los estereotipos poco realistas de belleza que influyen sobre los jóvenes.

Cuando, en breve, para este otoño, la ley entre en vigor, las influencers que estén ganando dinero con su contenido deberán notificar si sus fotos han sido trucadas.

Proteger la autoestima de los jóvenes

El objetivo de esta ley es luchar contra la publicidad engañosa, fomentando cánones de belleza real. Muchos adolescentes ven damnificada su autoestima por culpa de las redes sociales. Aplicaciones como Instagram o, en su momento, Snapchat, han provocado que adolescentes y adultos intenten alcanzar modelos irreales.

También te puede interesar:  Conoce cómo es el tratamiento de liposucción

Según la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) una de cada diez personas que se somete a alguna intervención de cirugía estética lo hace influida por los «selfies» y los filtros de las redes sociales.

“En Muguerza-Franco lo primero que importa es la salud de nuestras y nuestros pacientes y se estudia cada caso con sumo cuidado”, declara la doctora Elvira Muguerza. “Afortunadamente, la gente que viene a nuestras consultas tiene, mayoritariamente, más sensatez. Pero si lo que nos solicitan no es lógico, fruto de una moda, o aun siendo una demanda correcta, peligroso para la persona que desea someterse a intervención, obviamente diremos NO”09

FUENTES: SECPRE, GCI, ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *