Si buscas un masaje que te aporte resultados inmediatos para la relajación del cuerpo y además te ayude a disminuir la retención de líquidos y tonifique los músculos, entre otros aspectos, la presoterapia es perfecta.

La presoterapia es uno de los tratamientos corporales más solicitados gracias a sus múltiples beneficios para el organismo al combinar  la relajación que un masaje aporta al cuerpo a la vez que ayuda a tonificar los músculos y disminuir la retención de líquidos.

Además no conlleva ningún tipo de riesgo y es un tratamiento al alcance de todos los bolsillos.

Si buscas un tratamiento que aporte resultados inmediatos ese es sin duda la presoterapia.

Aplicando presión

La presoterapia es un tratamiento médico-estético que consiste en la aplicación de una presión de aire generada por un dispositivo, con el propósito de favorecer la circulación del flujo sanguíneo y linfático.

El dispositivo es una especie de traje elaborado con un material flexible y elástico, que dispone de un par de botas y un fajín conectado a un sistema de compresión de aire que actúa de forma independiente en cada zona del cuerpo. El sistema se infla y desinfla de forma continua de manera efectiva, aplicando distintas presiones de aire, lo que funciona como un sistema de bombeo, que produce múltiples beneficios.

Beneficios de la presoterapia

Es un tratamiento que aporta diversos beneficios, no solo de forma estética para tonificar tu cuerpo sino también para tu salud a que:

  • Disminuye los niveles de estrés: con la estimulación de los nervios motores, se reduce la tensión del cuerpo creando relajación y bienestar.
  • Contribuye a la eliminación de toxinas y grasa del cuerpo: al estimular la circulación sanguínea y la acción de retorno sobre la linfa.
  • Reduce la acumulación de líquidos: el sistema de presión de aire provoca la activación eficiente del sistema circulatorio y linfático.
  • La sensación de pesadez desaparece: contribuyendo también con la desinflamación provocada por la retención de líquidos.
  • Elimina y reduce la celulitis: a la vez que evita su formación.
  • Tonifica los músculos y articulaciones: un buen flujo sanguíneo disminuye los efectos negativos producto de la inmovilidad, reforzando todo el sistema muscular, ayudando a tonificar músculos y articulaciones.
  • Combate la hipertensión arterial: el flujo eficiente en el sistema circulatorio reduce la presión arterial.
  • Elimina edemas y linfedemas: esto se produce cuando el sistema linfático no es capaz de drenar la linfa.
  • Mejora el aspecto de la piel: la presoterapia tiene un efecto positivo sobre la circulación, aumentando los niveles de oxígeno en la sangre lo que favorece la regeneración celular.
  • Mejora el tránsito intestinal: el efecto masaje influye directamente sobre el tránsito intestinal.
También te puede interesar:  Ácido hialurónico: el mejor aliado de tu piel

Resultados que se ven y se notan

La presoterapia se lleva a cabo a través de diversas sesiones que pueden durar entre 30 y 60 minutos, se realizan una o dos veces por semana y su tiempo depende de las necesidades del paciente. Podrás notar resultados al final de cada sesión, por ejemplo, las ganas de orinar, ligereza de las piernas y relajación de tu cuerpo, lo que demuestra la efectividad del tratamiento.

De igual forma, a largo plazo la circulación eficiente tanto sanguínea como linfática producirá unos efectos notablemente visibles en tu cuerpo, como la apariencia de la piel, reducción del volumen de tus piernas, tonificación de tu cuerpo, disminución de la celulitis, por mencionar algunos de ellos.

Es un tratamiento no doloroso que permite combinarse con otros tratamientos estéticos para obtener resultados óptimos, pero es necesaria su puesta en práctica por especialistas como los del equipo de Muguerza – Franco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *