Rejuvenecimiento del escote

Con ácido hialurónico, láser y/o radiofrecuencia

Desde hace siglos, el escote se ha considerado un símbolo de sensualidad y atractivo en las mujeres, de ahí su importancia. Sin embargo, al igual que en el caso de las manos, no le prestamos la suficiente atención y son precisamente estas áreas en las que queda más patente el paso del tiempo. Afortunadamente, hoy en día existen multitud de tratamientos distintos para su rejuvenecimiento y revitalización.

La piel del escote posee menor grosor, es pobre en glándulas sebáceas y tiene un menor porcentaje de colágeno y elasticidad. Todo ello, sumado a la continua exposición solar, convierte a esta zona en un área sensible y por tanto más frágil y proclive a la aparición de manchas, arrugas, estrías, flacidez y falta de turgencia.

No obstante, no todas las personas poseen la misma calidad de piel en el escote y dependiendo del área o la problemática que queramos mejorar, necesitaremos un tratamiento u otro.

 

-Las arrugas  en el busto suelen aparecer a consecuencia de la sobre exposición solar o incluso por la postura en la que dormimos. Para eliminarlas, las infiltraciones de ácido hialurónico de densidad media en forma de mesoterapia puntiforme son muy eficaces.  Es recomendable también combinar el ácido hilaurónico con vitaminas, antioxidantes y silicio mejorando todavía más el aspecto de la piel.

 

La Radiofrecuencia Fraccionada  aplicada mediante el método Intracel logra unos resultados óptimos, útil también para combatir la flacidez. Consiste en el microperforado de la piel con agujas de punta de oro, atravesándola sin producir ningún daño. El paciente solo sentirá un calor bajo la piel pero sin dañarla, reduciendo el descolgamiento. El proceso es bastante rápido, prácticamente indoloro y con resultados visibles desde la primera sesión y permanentes en el tiempo.

También te puede interesar:  Si no quieres que tus manos te delaten ¡cuídalas!

 

-Las manchas  del escote suelen ser de un color más oscuro aunque también pueden tener una tonalidad rojiza, éstas últimas por la dilatación de los capitales de la dermis y la combinación de ambas se conoce como poiquilotermia. En Muguerza-Franco combinamos varios tipos de luz láser para tratar las diferentes imperfecciones de la piel y conseguir una mejor coloración y aspecto.

 

En el caso de las manchas marrones, éstas adquirirán un tono más oscuro tras el tratamiento y posteriormente se desprenderán mientras que las manchas rojas, quedarán como micro-hematomas que desparecerán al de una semana. Es importante evitar la exposición solar durante las 4 semanas posteriores.

 

Para resolver cualquier duda o concertar una cita puedes llamarnos al 94 410 62 86 o mandarnos un e-mail a muguerzafranco@muguerza-franco.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *