Botox

La toxina botulínica es una sustancia que se obtiene a partir de una neurotoxina producida por una bacteria que se introduce en nuestro organismo a través de heridas o alimentos mal conservados. Aunque parezca un producto peligroso, las investigaciones de los expertos han concluido que en pequeñas cantidades puede tener efectos positivos. Además, sus propiedades también se aprovechan para tratar enfermedades neurológicas.

Ventajas

En medicina estética nos ofrece ciertas ventajas frente a otros tratamientos. En primer lugar, no es necesario someterse a cirugía por lo que es un tratamiento rápido con resultados visibles en 2 o 3 días. Aunque la percepción del dolor en cada persona es diferente, en líneas generales es un tratamiento prácticamente indoloro que además se puede realizar en cualquier época del año. Sus resultados duran entre 4 y 6 meses y es muy poco habitual que se produzcan efectos adversos.

Aplicación

La aplicación en el rostro se realiza directamente sobre la zona deseada mediante agujas extrafinas, de manera que las fibras del músculo se relajan. Es fundamental que sea un especialista quien lleve a cabo este proceso para evitar que determinados rasgos se suavicen en exceso. Por otra parte, no se recomienda el tratamiento a menores de 20 años, mujeres embarazadas o cualquier persona alérgica a sus componentes.

Prácticas habituales

Su práctica más habitual se realiza en zonas más propensas a la aparición de arrugas como entre las cejas, la frente, el contorno de la boca y los ojos e incluso el cuello. En el Grupo Muguerza-Franco de Medicina y Cirugía Estética en la Clínica Euskalduna, siempre se realizan los tratamientos con toxina botulínica por parte de profesionales cualificados y con las máximas medidas de seguridad. Tú salud siempre es nuestra prioridad. Si necesitas ayuda para saber cuál es el tratamiento más adecuado para ti, pídenos cita en el 94 410 62 86. Te esperamos.

También te puede interesar:  Bulos en cirugía plástica: regalar operaciones por Navidad

Ver más información sobre tratamientos con toxina botulínica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *