brazo mujer descolgado

Cuando hablamos de “alas de murciélago” hacemos referencia a un problema que se presenta en muchas personas que es la pérdida de tono del tríceps braquial, provocando un descolgamiento de la piel simulando un “ala” en la zona. Esta flaccidez puede verse provocada por diferentes causas como una pérdida o aumento de peso y sobre todo el paso del tiempo, haciendo que dejemos de producir el colágeno y elastina necesarios.

Es habitual que a partir de los 50 se produzca con mayor rapidez o de forma más visible, ya que las células se renuevan más lentamente y la epidermis pierde la sujeción con la dermis. Además la dermis se vuelve más delgada y la falta de fibras colágenas hace que la hipodermis de desprenda del músculo.

Por suerte este problema estético tiene solución con diferentes técnicas, dependiendo de cada caso, ya que la forma, ubicación concreta y cantidad de piel a retirar.

Aunque devolver la firmeza a la zona no es tarea fácil existen tratamientos que ayudan a paliar el descolgamiento y como último remedio, eficaz y menos traumático de lo que creemos, siempre tendremos la cirugía, en la que nos centraremos en futuros post.

Electroestimulación

La electroestimulación provoca la contracción del músculo. Es un tratamiento empleado para tonificar y dar firmeza, mejor circulatorio facilitando el buen retorno venoso y linfático que, como consecuencia, elimina la retención de líquidos en la zona tratada y aumenta la circulación.

  • Detiene los avances de procesos celulíticos.
  • Resultados en la eliminación en la retención de líquidos.
  • Mejora la circulación en la zona a tratar.
  • Elimina todas las impurezas y toxinas.
  • Combate la flacidez muscular.

Mesoterapia

La mesoterapia es la administración intradérmica de sustancias activas mediante microinyecciones múltiples para la corrección de alteraciones estéticas (envejecimiento cutáneo, arrugas, estrías, celulitis, alopecia, entre otras). Se trata de una técnica poco invasiva, que no requiere tiempo de preparación y le permite al paciente reincorporarse inmediatamente a su vida cotidiana.

Al inyectar pequeñas cantidades de una sustancia con lipolíticos, vitaminas, minerales y medicamentos en la mesodermis, el flujo sanguíneo se eleva en la zona tratada, lo que mejora el drenaje linfático, disuelve el depósito de grasa y remueve el tejido conectivo endureciendo la piel. Es decir, hace que esté tensa y menos flácida.

Muchos pacientes sienten los beneficios inmediatamente después de la aplicación de las microinyecciones, algunos más al cabo de 24 horas.

También te puede interesar:  Las claves para elegir un buen cirujano plástico

Carboxiterapia

La carboxiterapia es una técnica que consiste en la aplicación de dióxido de carbono por vía subcutánea, causando que los vasos capilares y vías sanguíneas se dilaten, se incremente la velocidad de la circulación de la sangre, logrando así reducir grasa localizada, atenúa las estrías, evita la flacidez de la piel durante la reducción de peso.

La carboxiterapia se puede realizar en poco tiempo y el paciente se reincorpora de forma inmediata a su rutina diaria, nada más terminar la sesión.

Ultrasonidos HIFU

Se trata de una nueva tecnología que consiste en la aplicación de ultrasonidos focalizados de gran intensidad para rejuvenecer los brazos, redefiniendo su forma y tensando la piel.

Los ultrasonidos HIFU regenera el tejido, estimulando el colágeno de forma natural. La focalización selectiva de la energía ultrasónica que emplea este sistema alcanza la temperatura y profundidad óptima de calentamiento de la piel, lo cual estimula la producción propia de colágeno al alcanzar las capas más profundas.

En el caso de los brazos que, además de flacidez, presenten acumulación de grasa, este sistema permite también la actuación sobre dicha grasa localizada, ya que dispone de varios cabezales para zonas específicas.

  • Tratamiento no invasivo, indoloro y sin anestesia.
  • Se puede realizar en cualquier época del año.
  • El tratamiento se puede repetir cada año para mantener los resultados

Láser

El láser trabaja con efecto de calor que va a permitir la contracción de la piel aumentando la colagenosis de la zona. Se trabaja sobre las estructuras existentes de esa proteína para mejorar la arquitectura de la piel y recuperar su firmeza, por lo que tiene un efecto reafirmante, evita la caída de la piel gracias a que ayuda a promover el colágeno.

Los resultados son visibles desde la primera sesión. Y, luego, para mantener esos resultados se recomiendan sesiones de mantenimiento a lo largo del año.

¿Cuál es el tratamiento que necesito?

Cada persona es distinta y requiere un tratamiento personalizado de acuerdo a sus características y su manera de reaccionar a los distintos procedimientos. Es imprescindible consultar con un médico especialista para determinar qué técnicas son más apropiadas para cada caso.

Solicita información. La evaluación médica en Muguerza -Franco no tiene ningún coste y un gran equipo médico altamente capacitado estará listo para atenderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *