cirugía plástica en menores

En España se realizan un total de 65.000 operaciones de cirugía plástica al año, y un 1,7% a menores de edad. Según los últimos datos publicados por la Sociedad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), la mayoría de las intervenciones realizadas a adolescentes corresponden al área de cirugía plástica reparadora o reconstructiva. En cambio, existen operaciones que son puramente estéticas.

Pero no olvidemos que antes de someterse a una operación es imprescindible acudir a profesionales cualificados, como los del equipo de Muguerza-Franco, que evaluarán y aconsejarán sobre idoneidad de las mismas.

¿Cuándo es aconsejable la cirugía en menores?

Los/las adolescentes a menudo se dejan influenciar por la publicidad, redes sociales y medios de comunicación, demandando retoques estéticos que son modas pasajeras. Sin embargo, como afirma el doctor, Luis Izquierdo, “es responsabilidad del especialista decidir no operar hasta que el paciente alcance una madurez física y psíquica”.

Aunque muchas de estas operaciones no estén recomendadas para menores existen excepciones. “Por ejemplo, cuando existe una malformación importante en la que la intervención tenga grandes expectativas de éxito o cuando el menor se ve afectado psíquicamente por su defecto y, por ello, este justificado, señala el doctor Izquierdo”.  “Hay que tener en cuenta, prosigue el especialista, que a esa edad el cuerpo no está totalmente desarrollado por lo que, se desaconsejan las intervenciones en general, pero hay que analizar caso a caso”.

Intervenciones más solicitadas

Los motivos principales por los que, los menores se sometan a una operación estética son los problemas psicológicos derivados de una baja autoestima En general, no estar a gusto con una o varias zonas de tu cuerpo.

También te puede interesar:  Brazos "alas de murciélago": ¿Qué tratamientos hay sin cirugía?

En este sentido, las cirugías más demandadas en general son: la otoplastia, que corrige la forma de las orejas; la rinoplastia, modificación de la nariz; reconstrucciones del labio leporino y también de paladar hendido. Mientras que, la estrella de las cirugías entre el público femenino joven es el aumento de pecho.

Consentimiento previo

Es importante hacer ver, tanto a los padres como al o la menor, lo que supone una intervención de este tipo, y ceñirse al artículo 9 de la Ley del Paciente en el que se alude a “la obligatoriedad de contar con el consentimiento de los padres o tutores legales para que el menor pueda realizarse una intervención de cirugía estética”. No merece la pena correr riesgos por un capricho y la cirugía estética no debe ser un regalo navideño, o la recompensa para una buena estudiante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.