Chica rubia con chaleco naranja quitándose la mascarilla

La nueva retirada de la mascarilla saca a la luz “el lado oscuro” de nuestro rostro

Con la retirada de la mascarilla en exteriores, la población, especialmente femenina, retoma la preocupación por su aspecto, ya que tenemos que volver a enseñar la cara y mostrar aquellas imperfecciones con las que no nos sentimos cómodos. Las máscaras quirúrgicas o las FFP2, que durante tanto tiempo nos ha acompañado, son en gran medida las causantes de la aparición de acné, rojeces y herpes en nuestro rostro. Afortunadamente, existen soluciones a estos problemas dentro del campo de la medicina estética entre los que encontramos el IPL, tratamiento lider entre los especialistas del sector debido a su eficacia. Pero cuidado, el sol es el enemigo de los tratamientos faciales por ello ahora es el mejor momento para realizarlos

Eficaz desde la primera sesión

El Intense Pulse Light, IPL, consiste en la aplicación de una luz de alta intensidad, la cual, al aplicarse sobre la piel, es absorbida por pigmentos naturales (melanina, oxihemoglobina, hemoglobina y agua) que la convierten en calor. El resultado es un efecto denominado ‘fototermolisis selectiva’, el cual elimina los signos del envejecimiento y las imperfecciones cutáneas sin dañar la piel y del que podemos apreciar el efecto tras la primera aplicación.  No obstante, los especialistas señalan que cada dermis es diferente y que puede que haga falta más de una sesión para conseguir los resultados deseados.

Rejuvenecimiento y eliminación de manchas cutáneas

El objetivo principal del IPL es el rejuvenecimiento facial y la mejora de la piel, a través del aporte de luminosidad y la difusión de su textura y de las primeras arrugas de expresión que suelen aparecer a partir de los 30 años.  Además, difumina las manchas, poros, rojeces y rosácea que aparecen una vez alcanzada dicha edad debido a la pérdida de elastina y colágeno de la piel.

También te puede interesar:  La labioplastia femenina, entre las cirugías íntimas en auge

Cuidado con la exposición solar

Es un tratamiento que los especialistas recomiendan hacerse en invierno debido a la precaución que hay que tener después contra el sol, el cual hay que evitar al menos durante un mes tras su realización y usar como mínimo factor de protección 50, incluso en los paseos rutinarios otros dos meses más.

Además, habrá que eludir las sustancias exfoliantes e hidratar mucho la piel ya que en los primeros momentos esta se enrojecerá durante unas horas y las manchas podrán verse más oscuras.

En la Unidad de Medicina y Cirugía Estética Muguerza-Franco de la Clínica Euskalduna  el IPL, aplicado de forma única o combinado con otras técnicas de rejuvenecimiento facial, es uno de nuestros tratamientos estrella. Aprovecha el invierno si deseas realizarlo porque en breve, afortunadamente, no vas a poder seguir ocultándote tras las mascarillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.