Este trastorno afecta especialmente a los más jóvenes que demandan cirugías innecesarias

Según los últimos datos proporcionados por IAB (Interactive Advertising Bureau) Spain el 93% de los jóvenes de 12 a 24 años tienen un perfil en TikTok, Instagram o Twitter. El auge de estas redes sociales ha hecho que en la actualidad los selfies estén de moda para inmortalizar ‘ese momento’ pero no de forma natural, sino a través de los filtros que las mismas incluyen con los que los adolescentes buscan la perfección.

Estos filtros deforman la forma real de la cara, alisándola, eliminando imperfecciones como ojeras o granitos, e incluso haciendo una “rinoplastia virtual”.

El verdadero problema surge cuando los/las jóvenes comienzan a gustarse con un filtro, pero no sin él lo que entre los profesionales comienzan a llamar “trastorno selfie”, donde los jóvenes fuera de la realidad virtual intentan parecerse a su imagen filtrada que a su imagen real.

Trastorno dismórfico corporal

Este estado de ansiedad es conocido como trastorno dismórfico corporal (TCD); o lo que es lo mismo, la obsesión excesiva y desproporcionada por la apariencia física y se agrava con el uso de los filtros que utilizan en las redes sociales.

No existe una distinción clara por sexo a la hora de padecer este trastorno, ya que en el caso de las mujeres suelen centrar más sus retoques en el rostro, pechos, muslos y piernas, mientras que los hombres lo hacen en los genitales, masa muscular y pelo.

Se calcula que hay jóvenes que pasan 5 horas a la semana de su tiempo libre haciéndose fotos, retocándolas y compartiéndolas en las redes sociales que manejan.

También te puede interesar:  Rejuvenecimiento del escote

Los adolescentes son los más vulnerables a este nuevo trastorno, cuyas alarmas son la inseguridad, baja autoestima y comparación con los demás; y que en la mayoría de los casos para combatir el TDC es necesaria la terapia psicológica.

Obsesión VS Cirugía

Este trastorno llega a puntos tan graves en los que cada vez mayores de edad que acuden a clínicas estéticas para parecerse lo más posible a su imagen idealizada e irreal, siendo las más demandadas las cirugías estéticas como aumento de pecho o tratamientos estéticos como relleno de ácido hialurónico o blefaroplastias.

Sin embargo, los profesionales de la cirugía y medicina estética y los profesionales de Muguerza Franco no compartimos ni realizamos este tipo de intervenciones basadas en distorsiones irreales.

No obstante, si te interesa realizarte alguno de los procedimientos mencionados o necesitas resolver alguna duda, contacta con nosotros a través de nuestro teléfono 94 410 62 86 o al correo muguerzafranco@muguerza-franco.com .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.