A causa de la cuarentena provocada por la pandemia del COVID-19, nuestra salud se ha visto afectada de muchas maneras. Nos hemos vuelto más sedentarios, pasando más tiempo sentados o tumbados que de pie, y los problemas no han parado de llegar a nuestras mentes. También hemos tenido más tiempo de mirarnos en el espejo y de detectar todos aquellos aspectos que nos hacen sentir menos a gusto con nuestro cuerpo. Si lo que buscas es desvanecer la apariencia de líneas finas o arrugas cerca de la frente, los ojos o la boca, recurrir a un peeling químico es una buena opción.

¿Qué es un peeling químico?

Se trata de un procedimiento no quirúrgico que consiste en mejorar el aspecto y la claridad de la piel a través de la exfoliación o de la eliminación de capas cutáneas. Un peeling es recomendable para preparar nuestra piel de cara al verano o para sanar aquellas partes que han podido verse afectadas por el calor, pero un peeling químico se aplica en contextos más específicos; teniendo en cuenta el tipo de piel y el caso de cada paciente.

Tipos de peeling

peeling químico cabinaEl peeling superficial se utiliza para abordar irregularidades menores de la piel, como la decoloración, el acné, las cicatrices superficiales, las arrugas finas o las manchas solares. Se puede aplicar en la cara, el cuello o el cuerpo y también sirve para mejorar la eficacia de otros procedimientos más invasivos que tratan afecciones graves como el acné quístico, el melasma, el fotodaño, las discromias o la queratosis actínica.

El peeling medio se puede utilizar en las mismas partes que el superficial, pero consigue resultados más notables. Elimina las células de la piel de la epidermis y las porciones de la parte superior de la capa media.

También te puede interesar:  Sistemas de remodelación corporal sin cirugía I: Mesoterapia

El peeling profundo es el procedimiento más adecuado  para tratar arrugas faciales más profundas, piel dañada por el sol, cicatrices, áreas que parecen manchas. Suele implicar un tratamiento previo de la piel de hasta ocho semanas de duración.

Beneficios y cuidados

El peeling químico ayuda a conseguir una piel más suave y exfoliada con un mayor color y claridad. Los productos para la piel se absorben mejor gracias a la eliminación de las células muertas de la superficie cutánea y puede reducir las manchas y las líneas finas causadas por el sol. También controla los brotes de acné, mejora la hidratación de la piel y ayuda a revertir el melasma: un tipo de trastorno hiperpigmentario.

Al finalizar el tratamiento, es necesario llevar a cabo una serie de cuidados que mantendrán los resultados de tu piel. Es recomendable lavarse la cara con agua fría en vez de con agua tibia o caliente, pues puede ayudar a calmar las sensaciones post-peeling.

Es muy importante proteger la piel del sol y mantenerla hidratada constantemente. Tampoco debemos forzar la exfoliación con productos secundarios ya que puede provocar un mayor enrojecimiento y una mayor sensibilidad. Asimismo, al de un tiempo de haberse sometido a este procedimiento, se puede volver a la rutina facial a la que estábamos acostumbrados.

En la Clínica Euskalduna del Grupo Muguerza-Franco queremos ofrecerte los mejores tratamientos que te ayuden a sentirte mejor contigo mismo y con tu cuerpo. Para cualquier duda que tengas, puedes contactar con nosotros o acudir a nuestras instalaciones. Te atenderemos encantados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *