¿Qué es la banda gástrica?

La cinta o banda gástrica, también denominada venda gástrica, es un anillo de silicona ajustable que se coloca alrededor de la parte superior del estómago. Se trata de un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que reduce el espacio del estómago para crear una sensación de saciedad en aquellos pacientes que buscan una reducción de peso.

Junto con el balón y el bypass gástrico, es una de las técnicas de cirugía bariátrica más comunes y más seguras. Tiene como objetivo reducir el volumen de los alimentos digeridos por aquellos pacientes con obesidad generando así la progresiva pérdida de peso. Debemos tener en cuenta que se recurre a este tipo de cirugías si el esfuerzo por perder peso mediante cambios en el estilo de vida y medicamentos no ha sido exitoso.

Además de ser uno de los métodos más frecuentes para tratar el sobrepeso, requiere de un compromiso por parte del paciente, pero, sobre todo, de un equipo médico con experiencia y especializado en nutrición y psicología como los profesionales que forman parte de la Clínica Euskalduna.

 Procedimiento de la banda gástrica

Este tratamiento se realiza bajo anestesia general. Es importante mencionar que la incisión que realiza el cirujano es mínima ya que, a través de la laparoscopia, coloca la cinta gástrica sobre la parte alta del estómago.

Esta venda contiene un anillo que se ajusta dependiendo de las necesidades del paciente y a través del reservorio y el tubo al que se conecta el anillo, se rellena la cinta de suero salino para ampliar o reducir el espacio por el que transcurren los alimentos hasta llegar a la parte baja del estómago.

También te puede interesar:  El balón gástrico ingerible: bajar de peso sin pasar por quirófano

Preoperatorio

Antes de someterse a esta operación, el paciente debe seguir una dieta estricta que será consensuada por el equipo de profesionales con el que cuenta desde el inicio del tratamiento teniendo en cuenta el índice de masa corporal (IMC).

El objetivo es reducir el tamaño del hígado y la grasa abdominal y visceral. Para ello, el paciente debe sustituir el consumo de bebidas alcohólicas, de alimentos azucarados y de grasas trans por verdura, fruta o avena, entre otros. También debe dejar de fumar tanto antes como después del tratamiento, pero todas estas estipulaciones están orientadas a preparar al paciente tanto mental como físicamente a los cambios de vida y de alimentación a los que deberá hacer frente tras la colocación de la cinta gástrica.

Ventajas de la banda gástrica

El anillo puede ser retirado en un futuro si el paciente lo desea devolviendo al estómago su apariencia natural o si lo prefiere, se puede ajustar a la medida que desee.

El dolor post operatorio es mínimo, al igual que los días de hospitalización. La pérdida del exceso de peso puede equivaler, como mínimo, hasta a un 60% y no se corren riesgos sobre una mala cicatrización de los puntos de sutura o de las posibles infecciones intraabdominales.

No obstante, es de vital importancia que la comunicación entre paciente y profesional sea fluida y que haya revisiones periódicas una vez finalizado el tratamiento para poder realizar un buen seguimiento. Debe seguir en todo momento la dieta estipulada, la orientación en hábitos de vida saludable y la estimación del ejercicio físico.

¿Necesitas más información sobre la banda gástrica? Consulta el tratamiento en nuestra web o pide cita con nuestros médicos especialistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *