Varices

Las venas de las piernas frecuentemente sufren inflamaciones que acaban produciendo problemas médicos que dificultan la circulación, dolores o cansancio. Son vasos de pequeño calibre que tienen la apariencia de hilos azules o rojos y al dilatarse se hacen visibles. A día de hoy, la presencia de varices o manchas venosas como los derrames o las “arañas vasculares” son algunos de los problemas médico-estéticos que más preocupan a las personas que acuden a consulta.

Entre las causas más comunes de su aparición están las válvulas congénitamente defectuosas, la formación de coágulos que dificultan la circulación –también conocida como tromboflebitis– y el embarazo. Son más frecuentes entre las mujeres, aunque también se manifiestan en hombres. Los tratamientos que han demostrado mayor efectividad para tratar varices son: láser vascular, esclerosis con o sin espuma y microflebotomías ambulatorias.

Láser vascular (no quirúrgico)

El láser vascular es la técnica más innovadora en el tratamiento de las varices y las manchas vasculares. La plataforma láser de la que disponemos en nuestras instalaciones permite a nuestros especialistas y médicos reparar estos deterioros estéticos. Los tratamientos se realizan en la consulta, siendo un proceso sin efectos secundarios y que permite volver a la vida normal inmediatamente.

Esclerosis con espuma

También conocida como Fleboesclerosis Estética o Microesclerosis, consiste en la aplicación de microinyecciones indoloras que se realizan sobre la vena para borrarla de manera progresiva. Estas dosis están compuestas de sustancias esclerosantes de baja intensidad (que ayudan a reforzar los vasos) para no producir manchas o pigmentaciones en la piel y normalmente complementan al láser. Esta técnica permite lograr muy buenos resultados a nivel estético en las piernas, tratar correctamente el problema médico y tener una actividad normal tras la terapia.

Microflebectomías ambulatorias

La flebectomía ambulatoria estética es la forma más moderada de eliminar las varices más gruesas y aportar un beneficio tanto médico como estético. Este procedimiento se basa en unas microincisiones que se realizan en la piel para eliminar venas varicosas y no dejan cicatrices aparentes, a diferencia de otras operaciones. Gracias a la anestesia local la intervención se puede realizar con mayor comodidad, disminuye el dolor y no es necesario que el paciente permanezca ingresado.

Las varices son un problema médico-estético muy habitual en nuestras consultas de la Clínica Euskalduna que afectan tanto a jóvenes como a mayores. Nuestros especialistas analizan cada caso de forma personalizada y aplicamos el tratamiento que se adapta mejor a las necesidades de cada paciente. Pide cita ya en Grupo Muguerza-Franco de Medicina y Cirugía Estética en la Clínica Euskalduna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *