Existen tratamientos de medicina estética que pueden ayudar a mejorar la flacidez y el tono muscular que, a diferencia de las cirugías más demandadas después de perder peso, no requieren pasar por el quirófano. Los resultados evidentemente no son comparables pero combinados con una dieta equilibrada y ejercicios con pesas, ayudan a recuperar las formas y el tono muscular tras liberarnos de una o dos decenas de kilos.

Mesoterapia

La mesoterapia corporal consiste en la inyección en la piel de una combinación de productos específicos para que actúen eficazmente donde se produce una acumulación de grasa.

El producto inyectado estimula el metabolismo para ayudar al cuerpo a eliminar la grasa localizada, reducir la celulitis y reafirmar la piel que se ha quedado flácida.

Es un tratamiento indicado para combatir cualquier tipo de celulitis y adiposidad localizada, todo ello mediante la microinyección subcutánea o intradérmica del producto.

El objetivo es reducir los depósitos grasos, favorecer el drenaje venoso, evitar la retención de líquidos y devolver a la piel sus propias propiedades reafirmantes.

HIFU

El HIFU o Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad es un procedimiento que consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia que, gracias al calor, destruye tejido graso subcutáneo que el cuerpo eliminará después de forma natural.

Las ondas apuntan selectivamente a las células grasas para acelerar su metabolismo y reducir así depósitos de grasa localizados de una forma segura, eficaz y no invasiva.

A través de dos aplicadores las ondas de alta frecuencia interaccionan con el tejido subcutáneo provocando tres acciones:

  • Roturade los adipocitos (que serán eliminados por el sistema linfático).
  • Elasticidad sobre los tractos verticales fibrosos de la celulitis (mejorando su aspecto).
  • Activación los fibroblastos que reacciona estimulándose y fabricando grandes cantidades de colágeno y elastina mejorando notablemente la flacidez.
También te puede interesar:  Cirugías más demandadas después de perder peso

En una sesión no se deberían tratar más de tres zonas. Durante el tratamiento puede notarse una ligera sensación de calor. Se trata de un tratamiento de remodelación corporal pero no es un método de adelgazamiento.

LPG

El LPG es un procedimiento de amasamiento tisular mecanizado con rodillos que se pasan sobre el cuerpo que libera las grasas resistentes, alisa la celulitis, reafirma la piel y re-esculpe las formas. No se aplica directamente sobre la piel, sino que la paciente una malla muy fina sobre la que se realiza el masaje El tratamiento es personalizado y está adaptado a la sensibilidad de la piel de cada paciente y nunca debe ser doloroso

Activa la producción de elastina y colágeno haciendo que la piel esté tonificada y firme. Facilita la liberación de grasa localizada. Mejora la circulación linfática y sanguínea, ayudando a eliminar los desechos metabólicos. Elimina la celulitis compacta y fibrosa.

Es, además, muy eficaz tras una liposucción, para conseguir un excepcional drenaje linfático y combinado con presoterapia ofrece unos excelentes resultados en las piernas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.